jueves, 15 de diciembre de 2011

Capítulo 1. Despertando.

¿Dónde estoy? ¿Qué hago aquí? Me duele la cabeza. Este no es mi dormitorio. Estoy en una especie de habitación blanca atada a un monton de máquinas.Creo que estoy en el hospital. Si... ya me acuerdo... Una buena noche si... Un pedo impresionante. Había muchos chicos. Me duele la cabeza. No recuerdo casi nada... Intento hablar, y me doy cuenta de que dos manchas negras corren hacia mi.
-¡Hija! ¿Qué tal? ¿Cómo te encuentras? ¡Enfermera ya a despertado!- mi madre grita mientras me agarra la mano. Tiene ojos de haber llorado.
-Te atropello una moto.- Explica mi padre. Eso explica el dolor tan grande de pierna- Por suerte ya te han operado y no te pasará nada. Llevas ya una semana aquí en el hospital- ¡UNA SEMANA! Guuauuu que fuerte, en el instituto estarían flipando.
-Hija no vuelvas a hacernos esto en tu vida- dice mi madre que está de los nervios. -Ibas muy borracha- dice con rabia.

 -Perdón mamá no volvera a pasar.- digo con vergüenza. Me de impotencia que me halla pasado todo esto solo por una simple borrachera. Intentaré que no vuelva a pasar.
-Mañana volverás a casa.- dice una enfermera amable que pasa a la habitación. En la cara de mis padres se dibuja una sonrisa. Soy hija única y siempre han estado muy encima mía. El sabado pasado era en cumpleaños de mi mejor amiga Sabrina y celebró en cumpleaños con un botellón impresionante. Mis padres me dejaron ir porque estuve tres meses haciendo las tareas de la casa para que me dejaran.

                                                                *         *         *


Llego a casa y subo rápido a mi habitación. Mayra está limpiando mi dormitorio.
-Retirate por favor Catherine tiene que descansar- dice mi madre a Mayra.
-¡Que no me llames Catherine llámame Cat!- grito a mi madre. Me pone de los nervios que me llame Catherine. Me lo pusieron porque, según ellos, sonaba muy "refinado". Já já já. refinada yo... No me gusta mi vida. Mis padres son ricos y estoy siempre conociendo gente de mi mismo "rango social". Odio los vestiditos rosas hasta los tobillos y las chachas que se pasean por mi casa... Me llamas Señorita Catherine. Con la cabeza como un bombo me voy a dormir. Son las nueve y media de la noche y mañana tengo que volver al instituto. Debo incorporarme tras una semana sin enterarme de nada y encima con todos los exámenes que tengo al estar al final de evaluación. Buenas noches mundo...

2 comentarios:

  1. la historia tiene buena piinta:) me pasare por aqui pronto:)

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias marta :) un besito ♥

    ResponderEliminar